24 de marzo: ¡RePPsol NO!

En pocas ocasiones se ha producido en la sociedad insular un consenso tan generalizado como el expresado en la manifestación del 24 de marzo del pasado año, contra la extracción de petróleo en Canarias.

Una acción reivindicativa que representó el sentir casi unánime de los lanzaroteños y las lanzaroteñas, tal y como corroboró después el Centro de Datos del Cabildo. Su encuesta de temas insulares refleja el rechazo del 72% de la población a las autorizaciones concedidas a Repsol.

Gracias a la presión ciudadana se han consensuado y firmado documentos institucionales para la Historia, acuerdos plenarios del Cabildo y los Ayuntamientos de oposición tajante a las prospecciones, en los que sociedad y clase política han ido de la mano. La primera Corporación dio un paso más al interponer acciones judiciales contra los permisos las cuales han cosechado ya sus primeros frutos.

Este rechazo, apoyado en igual medida por Fuerteventura, ha provocado que el Parlamento de Canarias y su equipo de gobierno se sumaran a la lucha de las dos islas, consiguiéndose una unanimidad social e institucional sin precedentes.

Frente al deseo de los lanzaroteños y las lanzaroteñas, frente a los pronunciamientos de sus instituciones, se encuentran solamente los intereses de Repsol y del Partido Popular. Los de Repsol, tan claros como negro es el petróleo con que trafican. Los del Partido Popular, nada transparentes.

Causa vergüenza ajena ver al “ministro canario” convertido en vocero de la multinacional. Resulta indignante verle ejercer de portavoz repitiendo sus consignas y prometiendo millares de empleos que no existen más que en su estrategia mediática.

Habla de beneficios para Canarias que sabe irreales. Vende una seguridad ambiental inexistente, como demuestran día a día los derrames y accidentes. Dibuja un panorama tan halagüeño que de creérsele, cada canario y cada canaria deberían tener una plataforma en su casa.

Un empeño estéril en el que le acompaña el Partido Popular de Lanzarote que, en su delirio, llega a proponer que nuestros Planes de Estudios se adapten a las necesidades de Repsol; todo un retrato de su manera de hacer política y de ejercer el poder: Tan prepotentes y dictatoriales con el débil como sumisos a los intereses de los fuertes.

Pero no van a conseguirlo por más que lo intenten. Hace un año, en la calle, dijimos alto y claro que no creemos sus mentiras ni nos van a engañar con esa lotería siniestra en la que quieren que participamos contra nuestros deseos.

Las prospecciones no representan ni oportunidades ni beneficios para la gente de esta tierra. Solo responden a la lógica de los beneficios de Repsol y del Partido Popular. Por este motivo, el PSOE de Lanzarote se va a sumar este sábado a los actos organizados para conmemorar la manifestación del 24M.

Los socialistas volveremos a la calle, una y otra vez, cada vez que nos convoquen, para reiterar nuestro rechazo al petróleo.

¡RePPsol no!

 

María Dolores Corujo

Secretaria General de los Socialistas de Lanzarote

 

Enviar a medios: 
No enviar