Noche.
Noche tibia.
Noche amiga.
Noche calma.
Las hojas caídas de mis sueños
flotan en tus aguas.
Sus risas, mis suspiros,
su llanto, mis miradas,
todo se hunde en lo negro,
en lo hondo de tu alma,
dejando tras de si un tenue perfume
a espliego, a romero, a albahaca.