Hoy he visitado con Guacimara Medina, la Viceconsejera de Medioambiente, el aeropuerto de Guacimeta para conocer su proyecto de aeropuerto verde. La directora nos comentó que AENA quiso comenzar por el aeropuerto de Lanzarote como reconocimiento a la trayectoria de la isla en defensa de la sostenibilidad.

Comenzamos con un recorrido por el aula ambiental. En unos pocos metros cuadrados la guía es capaz de mostar a los visitantes las principales características de Lanzarote desde el punto de vista medioambiental, con especial incidencia en sus espacios protegidos.

Luego conocimos los pasos que están dando para obtener todas las certificaciones de eficiencia energética, ahorro de agua y manejo de residuos. Visitamos una estación experimental capaz de refrigerar a partir de energía obtenida de placas termosolares: calentar agua para enfriar un espacio, pura innovación.

Ojalá el gobierno del Partido Popular no aborte esta línea de trabajo de AENA, aunque vista la querencia de Soria por el petróleo y su oposición a las renovables es para preocuparse.

Mis felicitaciones a AENA y una recomendación: merece la pena darse una vuelta por el museo aeronáutico y, sobre todo, por el aula medioambiental.