Dicen que Sor María Gómez Valbuena es Hija de la Caridad. Imposible. No me lo creo, a no ser que la caridad sea otra cosa, algo diferente a lo que yo pensaba.

No puede ser caridad quitarle un hijo o una hija a su madre y a su padre. No puede ser caridad negarse a declarar. No puede ser caridad seguir guardando silencio, impidiendo que miles de parejas recuperen a sus hijos e hijas, que miles de personas sigan desconociendo quienes fueron sus padres biológicos.

Por eso, como muchas veces surgen dudas sobre lo que es caridad, que depende al fin y al cabo de lo que piense cada unx, lo mejor es recurrir a la Justicia. Esa, salvo errores judiciales, está más clara.

Pienso que apelando a la Justicia, sor María Gómez Valbuena, que se dice Hija de la Caridad, pero que es una hija de mala xxxx, debiera ingresar en prisión preventiva, pues sigue cometiendo el delito al negarse a dar los datos que conoce sobre otros casos. Es más, la prisión debiera ser perpetua.

No. No es ninguna exageración. Serían pocos añitos pues a esta nonagenaria, hija de ni se sabe, no le quedarían muchos años durante los que purgar su pena, después del crimen que ha cometido y sigue cometiendo con su silencio. Sin embargo, los de su ralea nos condenan a los demás a penas eternas por lo que hacemos en un ratito de la cintura para abajo.